Skip to main content

El cuidado de Dios con 10 versículos poderosos

Por 4 minutos de lectura

Prepárate para recibir el cuidado de Dios

El cuidado de Dios

El cuidado de Dios

Querida amiga, te comparto una carta para Jesús

Quiero contarte lo agradecida que estoy con Jesús por ser mi apoyo constante haciendo tangible el cuidado de Dios. En cada palabra que escribo, siento su amor que me da seguridad, protección y fuerza. Como cristiana, descubro en Jesús un amor que nunca falla, especialmente cuando enfrento situaciones difíciles.

Te quiero compartir cómo su presencia ha sido mi refugio seguro, como un fuerte castillo donde confío plenamente. Así que, amiga, me encantaría que te sumaras a mi experiencia de fe y que descubrieras la certeza de la protección divina que abarca cada aspecto de mi vida y la de aquellos a quienes amo.

Expresando agradecimiento por el cuidado de Dios

Querido Señor Jesús,

quiero expresarte mi profundo reconocimiento por ser mi refugio constante. En ti he encontrado seguridad y protección, como una sombra que cobija y resguarda mi ser. Para mí, eres como un sólido castillo fortificado, un refugio confiable en quien confío plenamente, mi Dios altísimo y todopoderoso.

Tu presencia es mi escudo en medio de posibles trampas y peligros mortales. No temo, pues sé que tu defensa es infalible. En ti he hallado la fortaleza y la protección en momentos de guerra y conflicto. Tu fidelidad perdura siempre, y eso me llena de paz en medio de las tormentas.

En el abrazo de tu amor, confío en tu promesa de cuidar a quienes amo. Tu presencia envía ángeles para velar por ellos en cada instante, protegiéndolos de cualquier tropiezo y peligro. Sé que tu amor y protección son inquebrantables.

Me afianzo en tu palabra, en la promesa que nos entregas. Tú dices: «Pondré a salvo a aquellos que me aman y me conocen. Estaré junto a ellos, liberándolos de la angustia, honrándolos y brindándoles una vida plena y larga. Colmaré sus vidas con mi salvación».

En cada paso de mi fe, encuentro en ti el refugio seguro bajo tu sombra. En esta carta, quiero expresarte mi gratitud por ser mi protección constante, mi fortaleza en tiempos de necesidad. En ti confío, sabiendo que en tu amor encuentro refugio y seguridad inquebrantable.

10 versículos sobre el cuidado de Dios

Salmo 23:1 – «El Señor es mi pastor; nada me falta.»

Mateo 6:26 – «Miren las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros, y sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?»

Filipenses 4:19 – «Mi Dios les proveerá a todas sus necesidades, conforme a sus glorias en Cristo Jesús.»

Isaías 41:10 – «No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.»

1 Pedro 5:7 – «Pongan todas sus ansiedades y preocupaciones en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.»

Salmo 91:4 – «Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas hallarás refugio; escudo y baluarte es su fidelidad.»

 Salmos 91:14-16 – «Yo lo pondré a salvo, fuera del alcance de todos, porque él me ama y me conoce. Cuando me llame, le contestaré; ¡yo mismo estaré con él! Lo libraré de la angustia y lo colmaré de honores; lo haré disfrutar de una larga vida: lo haré gozar de mi salvación!»

Deuteronomio 31:8 – «El Señor marchará al frente de ti y estará contigo; no te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.»

Salmo 34:17 – «Claman los justos, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias.»

2 Samuel 22:31 – «En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra del Señor; escudo es a todos los que en él esperan.»

 

 

error: Contenido protegido !!