Skip to main content

Adorando a Dios con gratitud

Por Mensajes3 minutos de lectura

Adorando a Dios

Adorando a Dios con gratitud

Adorando a Dios con gratitud

Superando las dificultades y experimentando el amor incondicional

Hay una razón más que suficiente para agradecer a Dios y alabarlo, y es que su amor por ti no tiene límites. Cómo no alabarlo por el cariño con el que te trata, por la bondad con que te aconseja, por su magnífica obra de restauración que día tras día forja en tu interior. Tanto es su amor, que no mira tus ofensas o retrocesos, sino que su misericordia hacia ti es tan grande que sigue amándote incondicionalmente.

Alejada de la adoración

La adoración a Dios es una práctica fundamental para ti ya que te permite acercarte a Él, expresarle tu gratitud y rendirle homenaje por todo lo que ha hecho por ti. Sin embargo, muchas veces puedes encontrar dificultades para adorar a Dios. Tal vez hayas pasado un tiempo con muchas ocupaciones, dificultades y derrotas personales que sientes haberte alejado del Señor. Sientes que no eres suficiente o no mereces su amor… ¡y nada más lejos de la verdad!
El amor de Dios no tiene límites y es incondicional, no importa cuántos errores hayas cometido. La bondad, el cariño y la misericordia de Dios son infinitos y te acompañan a lo largo de toda tu vida. Siempre puedes acerarte a Su trono con arrepentimiento verdadero, para pedirle perdón y disfrutar de Su obra de restauración en tu interior, la cual es magnífica y te ayuda a sanar tus heridas y a crecer en tu fe.

 

Adorando a

Adorando a Dios 

Adorando a Dios con gratitud: ¡Adora solo a Dios!

 Dios se deleita en ti y te busca porque eres una verdadera adoradora, cuya adoración sale de tu espíritu vivificado, de tu nuevo corazón y mente renovada por el Espíritu Santo, para que lo adores con sinceridad y fervor. Solo por el Espíritu podemos adorar a Dios con humildad de corazón y doblegados espiritualmente delante de Su presencia, temblando ante Su Palabra. Por eso, es fundamental que tomes tiempo para alabarlo y adorarlo, ya sea en soledad o en compañía de otros creyentes.

Mi querida amiga, quiero recordarte que adorar a Dios con gratitud es una forma maravillosa de acercarnos a Él y experimentar su amor incondicional. Aunque puedas enfrentar dificultades en el proceso, recuerda que Dios está siempre a tu lado, amándote y esperando que le entregues tu corazón en adoración. No te rindas, sigue buscando alabar a Dios, adorarlo y expresarle tu agradecimiento y amor. Tu relación con Dios se fortalecerá y sentirás su amor en cada aspecto de tu vida.

En la quietud de tu día de descanso, alaba a Dios, adórale, cántale con todo el corazón, busca adorarlo en conjunto con otros creyentes, y exprésale tu agradecimiento y amor, Él te mirará desde su trono y se regocijará en ti.

Te deseo lo mejor en tu camino de adoración a Dios.

 
Lee también 👉Dios te llama a adorarlo
 


error: Contenido protegido !!