Skip to main content

Hay amigos más unidos que un hermano

Por 3 minutos de lectura

La Bendición de la Amistad en Cristo: Amigos Más Unidos que un Hermano

Amigos

Amigos

En la vida, la compañía y la amistad juegan un papel fundamental. La Biblia nos enseña sobre la importancia de la comunión y la amistad, mostrándonos un vínculo entre amigos más fuerte que lazos familiares.

La Verdadera Naturaleza del Compañero en la Biblia

La palabra «compañero» tiene un significado profundo en la escritura y revela una conexión más allá de la mera presencia física.

En el griego bíblico, el término para «compañero» es «koinonos». Este término abarca una unión más profunda; es alguien que se une y acompaña a otro con un propósito o misión específicos. Este compañero comparte las mismas circunstancias, ya sean adversas o favorables. Son aquellos que comparten amor, amistad y participan del Cuerpo de Cristo, la iglesia.

“Compañero soy de todos los que te temen: te honran,  y guardan tus mandamientos..” Salmos 119:63

La Importancia de la Amistad en la Biblia

El libro de los Salmos, en el versículo 119:63, menciona: “Compañero soy de todos los que te temen: te honran, y guardan tus mandamientos”. Aquí se resalta la conexión entre aquellos que comparten temor reverencial hacia Dios, honrándolo y obedeciendo Sus mandamientos. Esta amistad se basa en valores espirituales compartidos, fortaleciendo así la comunión entre hermanos en la fe.

La Experiencia de la Compañía en Cristo

Disfrutar la buena compañía de hermanos verdaderos en Cristo es un regalo precioso. Esta comunión puede ser temporal o duradera en la vida de cada individuo. Es esencial valorar y aprovechar estos momentos, ya que su ausencia puede generar lamentos por no haber reconocido plenamente la gracia de Dios manifestada a través de ellos.

Agradecimiento y Regocijo por los Verdaderos Compañeros en Cristo

Los que aman y obedecen a Dios, tienen sus compañeros más amados y dignos de confianza en el pueblo de Dios, pues son un solo y nuevo hombre en Cristo. El no tener amigos en Cristo, nos lleva a buscar la compañía de hombres naturales y carnales, y en nuestra necesidad de afecto, aprobación y apoyo humano, podemos dejar de ser compañeros de Cristo y de nuestros hermanos en la fe.

Demos gracias a Dios siempre por la bendición de tener amigos que son más cercanos que los propios hermanos biológicos. Cada momento compartido con estos compañeros es un motivo de regocijo. Son un regalo de Dios y un ejemplo para nuestras vidas y para la comunidad de creyentes.

La amistad basada en principios cristianos profundos trasciende la mera camaradería. Estos compañeros en Cristo son una manifestación tangible del amor de Dios en nuestras vidas. Aprovechemos cada oportunidad para fortalecer estos lazos, valorando su presencia y aprendiendo de su ejemplo, porque, en la comunión de verdaderos amigos en Cristo, encontramos un apoyo invaluable y una gracia que enriquece nuestro caminar espiritual.

Hay amigos que no son amigos, y hay amigos que son más que hermanos.

Proverbios 18:24

 

amigos en Cristo

Amigos

error: Contenido protegido !!