Skip to main content

Un Llamado Misionero a la Selva Amazónica

Por Biografía5 minutos de lectura

El Poder Transformador del Perdón: Un Llamado Misionero a la Selva Amazónica

Foto de Steve Saints, misionero en Ecuador

Un Llamado Misionero a la Selva Amazónica

En el corazón de la selva amazónica, una historia de sacrificio, pérdida y redención se teje entre los valientes misioneros y la tribu Waorani. La historia de Steve Saint, su familia y el poder transformador del perdón son testimonios de un llamado misionero que trasciende el dolor y marca un nuevo comienzo.

Compromiso con la Paz y la Esperanza

Las tribus cercanas los amenazaban y los mataban continuamente. Así era la historia de la tribu amazónica considerada la más salvaje del mundo. Los Waorani, conocidos como los Aucas, iban en vías de extinción. Una compañía petrolera que entraba en su territorio iba a tratar de terminar con este grupo, y cinco jóvenes misioneros (Jim ElliotNate SaintEd McCullyPeter Fleming y Roger Youderian) se propusieron tener un contacto pacífico con la tribu para que no los mataran.

El desafío de establecer contacto con una tribu que se consideraba la más salvaje del mundo no disuadió su determinación. La voluntad de entregar ayuda desde lo alto, aún con el peligro acechando, refleja la entrega radical y el amor por el prójimo en situaciones extremas.

El Impacto del Perdón en la Misión

Steve Saint es el hijo de Nate y Marj Saint. En 1956 un equipo de cinco familias se mudaron al oriente de Ecuador para ayudar a los Waorani. Era demasiado peligroso alcanzarlos por tierra. Entonces el padre de Steve al ser piloto, encontró una forma de entregar medicinas y cosas desde su avioneta volando en círculos. Mandaba las cosas con una cuerda larga hacia la tierra, con la cual también pudo recoger cosas de los nativos.

Los intercambios de regalos progresaron hasta que el 6 de enero de 1956 los cinco misioneros aterrizaron en territorio Waorani e hicieron contacto amigable y pacífico cara a cara con miembros de la tribu.

Pero dos días después, una discusión entre los indígenas desembocó en descargar sus enojos en los amigos extranjeros. Los cinco misioneros fueron asesinados a punta de lanza.

La tragedia que golpeó a los Saint no los sumió en la desesperación. En lugar de eso, su respuesta de perdón y compasión desencadenó un cambio radical en la tribu Waorani. La valentía de perdonar a quienes les causaron un inmenso dolor es un testimonio inspirador de la fe cristiana en acción. El perdón desarmó el ciclo de venganza y abrió las puertas para una nueva comprensión y relación.

La Transformación a Través del Perdón

Este evento produjo cambios milagrosos en la tribu. Poco tiempo después, Raquel Saint, la tía de Steve, fue a vivir con los Waorani. Y así, Steve se encontró yendo a la selva ecuatoriana a pasar los veranos con su tía Raquel y los Waorani. Esto, tarde o temprano, lo llevaría frente a frente con el asesino de su padre.

La historia de Steve Saint representa un viaje personal hacia el perdón. A pesar del deber cultural de vengar a su padre, según las costumbres de la tribu Waorani, el poder del perdón y la influencia de su fe le permitieron liberarse del ciclo de odio y venganza. El perdón, aprendido de su madre, su tía y su propia experiencia de ser perdonado por Dios, se convirtió en un catalizador para la transformación personal y comunitaria.

Dice Steve: Yo creo que es imposible que el hombre puede perdonar a uno que le ha hecho un daño tan fuerte como matar a un papá. Pero si uno comienza a perdonar en cosas pequeñas… Es mucho más fácil perdonar a otros si uno ha sido perdonado. Y yo ya supe que Dios me había perdonado mucho. Eso me ayudo a perdonar.

La historia de los Saint y la tribu Waorani es una narrativa que resuena con el llamado misionero a entregar, perdonar y extender la esperanza en lugares de oscuridad y conflicto. El sacrificio y la entrega de los misioneros, combinados con el poder transformador del perdón, ofrecen una perspectiva única sobre el impacto del amor incondicional en la misión de difundir la fe cristiana en todo el mundo.

Fuentes: Club 700, Wikipedia

2 Comments

  • Dios te bendice Pat
    Es la primera vez que veo tu blog, sabes esta pelicula esta excelente que bueno que la recomiendas, la iglesia necesita ver este tipo de material para poder darse cuenta la necesidad que hay en el mundo de Dios.

    Te recomiendo que veas tambien la de hijo de paz y la espera del mundo (ya son viejitas pero Dios te habla sin duda)

    Dios te bendice
    Saludos
    Atte.
    Luis E. Alvarado

  • Tejedora dice:

    Hola, Luis, gracias por tu mensaje. En este artículo no se menciona la película, sólo hay una imagen de uno de los protagonistas. Pero ya que lo mencionas, las película es excelente!
    Saludos,
    Pat

error: Contenido protegido !!